Chile afianza liderazgo en Latinoamérica con más de tres millones de vacunados

Chile afianza liderazgo en Latinoamérica con más de tres millones de vacunados

Chile superó este martes los tres millones de vacunados contra la covid-19, hito destacado como una "hazaña" por las autoridades y que confirma al país a la vanguardia del proceso de inoculación en América Latina y como uno de los más destacados del mundo.

En concreto, son 3.037.063 las personas que se han vacunado contra el covid-19 en Chile desde el inicio de la campaña en diciembre del año pasado, lo que representa el 16 % de los 19 millones de habitantes que tiene el país, alcanzando a inocular con una primera dosis al 70 % de la población objetivo mayor de 65 años.

"Hemos sobrepasado los tres millones de vacunados en Chile. Esto nos debe llenar de orgullo y debemos agradecer a la atención primaria, a los alcaldes y a la capacidad que tiene el Estado de Chile de llevar a cabo esta hazaña, y felicitar a todo el personal de salud", dijo a la prensa el ministro de Salud del país, Enrique Paris.

Con 16,7 dosis suministradas por cada 100 habitantes, según datos de Our World Data de la Universidad de Oxford, a la fecha, Chile se ubica por delante de países como Brasil (3,3), Argentina (1,6) y México (1,3) en la región latinoamericana, y se ubica entre los siete primeros a nivel mundial.

Uno de los factores clave en la rapidez con que el país austral ha logrado vacunar a su población descansa en la extensa red de atención primaria instalada en el territorio nacional, que recorre más de 4.200 kilómetros de norte a sur y alcanza incluso lugares recónditos de la zona austral.

Un ejemplo de esa capacidad logística se encuentra en la comuna de Laguna Blanca, que con 207 habitantes asentados en el extremo sur, en la Región de Magallanes, tiene al 100 % de su población de riesgo vacunada.

El mérito de esta cifra se basa en la hostilidad del territorio, donde varios de sus trabajadores se desempeñan como ovejeros que a caballo recorren grandes distancias golpeadas por un clima duro, siendo contactados por personal sanitario instalado en la posta rural de la comuna.

Por otro lado, expertos señalan que la habilidad con que el gobierno negoció las vacunas permitió acelerar la campaña.

De manera anticipada, Chile gestionó la importación de vacunas con diferentes laboratorios, diversificando contratos y asegurando disponibilidad para una inoculación continua de distintos grupos.

El Instituto de Salud Pública (ISP), que ha aprobado hasta ahora las vacunas de Pfizer, AstraZeneca y Sinovac, se encuentra estudiando la rusa Sputnik y la de Janssen, mientras el gobierno tiene comprometidas más de 35 millones de dosis de distintas firmas y de la plataforma Covax, impulsada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para garantizar un acceso universal.

NO EXENTO DE CRÍTICAS

Al igual que otros países del mundo, la carrera por la vacunación en Chile no ha estado exenta de críticas.

Hace unos días, el Departamento de Estadísticas e Información de Salud (DEIS) publicó el detalle de las personas que hasta ahora han recibido vacunas contra la covid-19, entre las que se detectaron 37.000 que no pertenecen, por rango etario, a los grupos riesgo priorizados por el Gobierno.

La polémica se acentuó cuando algunos parlamentarios jóvenes aseguraron que habían recibido la vacuna, cuestión que se ajusta a la normativa emanada del gobierno pero que suscitó críticas por parte del Colegio Médico (Colmed).

"Con respecto a la vacunación adelantada de los parlamentarios creemos que fue un error completamente desde el Ministerio de Salud priorizar a personal del Estado antes de los grupos de mayor riesgo de enfermar. Esta decisión bajo ningún punto de vista de la lógica sanitaria, creando solo una sensación de que hay grupos privilegiados en el país, empañando un proceso exitoso hasta el momento", declaró a la prensa la presidenta del Colmed en la Región Metropolitana, Francisca Crispi.

A partir de abril, según señaló el Ministerio de Salud, la población entre 18 y 59 años podrá sumarse al proceso de vacunación.

El objetivo del Gobierno es inocular a toda la población de riesgo -casi 5 millones de personas- antes de que finalice el primer trimestre. Se estima que hasta el 80 % de la población total podría obtener la dosis durante los seis primeros meses de 2021.

En cuanto al estado de la pandemia, Chile vive desde mediados del pasado diciembre una segunda ola que coincide con la temporada estival y que en los últimos días ha logrado estabilizarse con el número de casos nuevos en torno a 3.000 y sin grandes altibajos en la cifra de decesos.

Desde que se confirmara el primer contagio en marzo de 2020, el país ha registrado 805.317 casos y 20.151 muertes.