Bullrich dijo que se "restauró el estado de derecho" en zonas dominadas por los narcos

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, destacó esta tarde en el Senado que el gobierno de Cambiemos ha "reconstruido" a las fuerzas de seguridad, que "dejaron de ser sometidas, destratadas y estigmatizadas".

Bullrich dijo que se "restauró el estado de derecho" en zonas dominadas por los narcos

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, destacó estejueves en el Senado que los mayores logros del gobierno de Cambiemos en materia de seguridad fueron "haber restaurado el estado de derecho en territorios que habían estado dominados" por sectores ilegales como el narcotráfico.

"Es el día y la noche el cambio que se produjo tanto en secuestros de droga, como en la calidad y en los operativos", aseguró Bullrich en un informe de gestión que brindó esta tarde ante la Comisión Bicameral de Seguridad Interior del Congreso, en la que marcó también como otra de las metas cumplidas por el Gobierno la "reconstrucción" de las fuerzas de seguridad que, según declaró, "dejaron de ser sometidas, destratadas y estigmatizadas".

"Hubo cambios estructurales que nos han llevado a un éxito en la lucha contra el crimen complejo", señaló y mencionó como "un pilar fundamental" de la estrategia de seguridad del gobierno nacional "centrar el programa nacional de seguridad en la víctima y en la sociedad".

Bullrich mencionó que "el noventa por ciento de la droga" se decomisó en "operativos de frontera".

Ante senadores y diputados de la Comisión que preside el diputado de PRO, Waldo Wolff, Bullrich brindó estadísticas en materia de seguridad y destacó los avances en materia del combate contra el narcotráfico, la trata de personas y la inseguridad en todos los distritos del país.

La funcionaria reclamó en ese sentido a los diputados que "aceleren" el tratamiento de la ley de extinción de dominio debido a que el Estado mantiene incautados "numerosos bienes, campos, propiedades, automóviles y tecnología" que no pueden ser reutilizados por la falta de esa normativa.

La ministra declaró que desde que asumió la gestión de Cambiemos se encontraron "zonas completas del país en los que estaban dados vuelta los conceptos y hubo que ordenar la convivencia, la vida ciudadana y el valor de la ley y uno de los ejemplos ha sido el sur del país".

Bullrich ponderó el hecho de que Argentina subió de calificación de acuerdo a los parámetros de las Naciones Unidas sobre los países con mejores estadísticas criminales y aseguró que Cambiemos logró "reconstruir las estadísticas" y ubicarse en el primer país latinoamericano en obtener la letra A en ese registro luego del "apagón estadístico" que se mantuvo durante el gobierno kirchnerista.

"Estas son las estadísticas que reconstruimos en colaboración con las 24 provincias. Les puede creer o no, pero acá hubo un apagón hasta 2015. Tal vez los números de ustedes eran mejores. Lo que pasa es que nunca los publicaron", respondió Bullrich ante las dudas planteadas por la diputada ultrakirchnerista Mayra Mendoza.

Además, la ministra indicó que en 2016 el índice de homicidios fue de 6,6 cada cien mil habitantes y que en 2017 bajaron a 5,17, y pronosticó que en 2018 esa cifra iba a bajar aún más.

Hacia el final del encuentro, la funcionaria se cruzó con la diputada Mónica Macha, también representante del kirchnerismo, por el trabajo de seguridad que se había hecho en la Villa Carlos Gardel, del distrito de Morón.

Macha elogió el trabajo social del gobierno de su esposo, el intendente kircnerista Martín Sabbatella y cuestionó a la administración del actual, Ramiro Tagliaferro, de Cambiemos, a quien mencionó como "el ex marido de la gobernadora María Eugenia Vidal".

"Usted acusa a Tagliaferro de ser el ex marido de Vidal y usted es la mujer de Sabbatella", respondió Bullrich, a lo que siguió diciendo que en la Villa Carlos Gardel "funcionaba el desarmadero de autos más grande de la provincia y el lugar hacia donde iban todos los secuestros de la zona oeste del Gran Buenos Aires".

En ese sentido, la ministra finalizó diciendo que "la zona es uno de los Barrios Seguros que implementó el gobierno nacional", que la gente "vive más tranquila" y que en 2018 "hubo cero homicidios en el lugar".