Brexit: el extraño proceso por el que unas pocas miles de personas elegirán al nuevo primer ministro de Reino Unido que tendrá que definir el divorcio de la Unión Europea

Brexit: el extraño proceso por el que unas pocas miles de personas elegirán al nuevo primer ministro de Reino Unido que tendrá que definir el divorcio de la Unión Europea

La carrera para convertirse en el próximo primer ministro de Reino Unido ha dado un giro inesperado: muchos de los candidatos no paran de hablar sobre la última vez que tomaron drogas.

Es el último vuelco en un proceso extraño que involucra solo a una pequeña proporción de la población, a pesar de que el futuro del país (y la venidera relación del Reino Unido con la Unión Europea tras el Brexit, el proceso de salida) está en juego.

Después de que el acuerdo del Brexit al que llegó la todavía primera ministra Theresa May con la Unión Europea fuera rechazado tres veces en la Cámara de los Comunes (parlamento), May renunció formalmente a su puesto como líder de su partido el 7 de junio.

Eso provocó la carrera actual por el liderazgo, que dará lugar a que el próximo primer ministro británico asuma el cargo a fines de julio.

Pero a pesar de la importancia de esta elección, el futuro del país está en manos de relativamente poca gente. Te contamos por qué pasa esto y también por qué en este extraño proceso se ha hablado tanto de drogas.

¿Cómo se elegirá al nuevo líder del Partido Conservador?

Ahora todos los candidatos están en modo electoral.

Conservadores

Cuando empiecen las primeras rondas de votación, solo los miembros conservadores del Parlamento podrán votar, y los candidatos que obtengan la menor cantidad de votos serán eliminados en rondas sucesivas.

Una vez queden los dos últimos, todos los miembros del Partido Conservador participan en una elección postal para decidir el ganador.

Pero este electorado es de tan solo 124.000 personas, un diminuto 0,26% del total de los votantes británicos, que son 47 millones.

Ellos decidirán quién será el primer ministro y, por tanto, quién definirá qué pasa con la relación entre Reino Unido y la UE de aquí a octubre, la fecha oficial del Brexit.

Aunque ha habido quejas por esto, esta es una forma estándar de elegir nuevo primer ministro.

En los últimos 45 años, la mitad de los ocho líderes del país han sido elegidos por sus partidos políticos y no por el público en general.

Esto se debe en parte a que, en el sistema político británico, los jefes de gobierno son muy vulnerables a ser destituidos por sus partidos si pierden el apoyo del mismo, a diferencia de los sistemas presidenciales como el de Estados Unidos.

Conservadores

Pero los miembros de los partidos políticos no son representativos del país en su conjunto.

El 97% de ellos son blancos.

Esto significa que "las minorías étnicas, que representan más del 10% de los británicos, están muy poco representadas entre los 'tories", según el profesor Tim Bale, de la Universidad Queen Mary de Londres.

"Los miembros del partido conservador son considerablemente más ricos que la mayoría de los votantes", agrega, y su edad promedio es de 57 años.

Cuando se elija a un nuevo primer ministro, son los jóvenes, los grupos étnicos minoritarios y los pobres quienes tendrán menos voz.

Cronología

¿Por qué muchos candidatos admiten que han tomado drogas?

Actualmente hay 11 personas en la carrera para convertirse en el próximo líder del Reino Unido, y siete de ellos han admitido haber tomado drogas ilegales.

Esto es inusual para un grupo de personas que piden que se les ponga en control de la quinta economía más grande del mundo.

Entre las admisiones más exóticas de los últimos días se encuentran la de Rory Stewart (actualmente, ministro de Desarrollo Internacional) que dijo que fumó opio en Irán; la de Michael Gove (el ministro de Medio Ambiente) que admitió haber tomado cocaína y la de Jeremy Hunt (el ministro de Relaciones Exteriores) describiendo cómo tomó una bebida Lassi a base de yogur mezclada con cannabis en la India.

Rory Stewart hablando Derechos de autor de la imagen EPA
El actual ministro de Desarrollo Internacional Rory Stewart admitió haber fumado opio en una boda en Irán.

El favorito para reemplazar a May en las casas de apuestas, Boris Johnson, ya afirmó en un programa de televisión en 2005 que había "intentado, sin éxito," consumir cocaína "hace mucho tiempo", pero que estornudó y la droga se esparció.

Nadie sabe muy bien cómo tomarse esta admisión/negación parcial.

Los tres candidatos restantes que admitieron haber tomado drogas dicen que fumaron cannabis cuando eran más jóvenes.

Michael Gove caminando Derechos de autor de la imagen Getty Images
Michael Gove dijo haber tomado cocaína.

En el caso de algunos políticos, la prisa para hablar sobre drogas parece estar impulsada por un intento de admisión y disculpa porque estaban a punto de ser expuestos por un periódico, mientras que en relación a otros esto se ha leído como un intento de distanciarse del estereotipo del político estirado, socialmente conservador y alejado de la realidad.

Durante la catastrófica última campaña electoral de Theresa May, esta trató de evitar decir algo controvertido, pensando que daría la imagen de una líder seria, estable y confiable.

En cambio, a muchos les pareció lejana y robótica.

Boris Johnson hablando Derechos de autor de la imagen PA
Boris Johnson asegura que "intentó" tomar cocaína pero no lo logró.

Cuando le preguntaron cuál es la mayor travesura que había hecho en su vida, ella vaciló repetidamente antes de responder "cuando mis amigos y yo corríamos por los campos de trigo, los agricultores no estaban muy contentos con eso".

(Si estás confundido por esto, no te preocupes, casi nadie en Reino Unido entendió de qué hablaba).

Al enfrentarse a preguntas similares, los candidatos para reemplazarla están teniendo que encontrar respuestas más interesantes para los británicos, alrededor de un tercio de los cuales —entre los 16 y los 59 años— admiten haber tomado drogas.

Para Rory Stewart, su confesión de que tomó opio en una boda en Irán hace 15 años ("alguien pasó una pipa por la habitación y yo fumé") probablemente realza su atractivo como un inconformista con una historia de vida muy diferente a la mayoría de los políticos.

Estuvo brevemente en el ejército británico antes de unirse al servicio diplomático, finalmente se convirtió en vicegobernador de dos provincias de Irak tras la invasión en 2003, y luego pasó 21 meses caminando por Irán, Afganistán, Pakistán, India y Nepal, alojándose en 500 casas en aldeas durante el viaje.

Su padre era director del Lejano Oriente para el Servicio Secreto del Reino Unido.

Theresa May tosiendo Derechos de autor de la imagen Getty Images
Theresa May se quedó sin voz durante un discurso.

Para otros candidatos, sin embargo, el uso de drogas ha sido un problema político.

La confesión de Michael Gove sobre haber consumido cocaína cuando era periodista fue contrastada con su época como ministro de Educación, cuando su departamento prohibía ejercer la profesión a los maestros que habían sido encontrados tomando esta droga.

Esto lo ha llevado a ser acusado de hipocresía.

¿Cómo afectará esto al Brexit?

El Brexit es el tema que domina la política británica, por lo que no es sorprendente que sea una cuestión central en las elecciones por el liderazgo conservador.

Los 11 candidatos ofrecen una amplia gama de planes.

Pero es probable que cualquier candidato exitoso tenga que complacer a los miembros del Partido Conservador, que son fuertemente euroescépticos.

Conferencia del Partido Conservador Derechos de autor de la imagen AFP
Los miembros del Partido Conservador, como estos espectadores de su Conferencia Anual, tienden a ser mayores y menos diversos que la población del Reino Unido en su conjunto.

Quizás el mayor problema es que todos los candidatos están en modo electoral, vendiendo esperanzas y sueños a sus partidarios para unir a la tropa y ganar votos.

Esto es muy diferente del arduo trabajo de detalladas negociaciones que se llevarán a cabo con la UE para asegurar cualquier acuerdo sobre el Brexit.

Esas conversaciones están en espera y volverán a comenzar cuando un nuevo líder asuma el cargo a fines de julio.

Gane quien gane, habrá una carrera frenética para reiniciar las negociaciones y terminarlas antes de la fecha fijada para el Brexit, el 31 de octubre.

Línea

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.