Axel Kicillof: será obligatorio el uso de la app del Gobierno y no se habilita la construcción

El gobernador bonaerense criticó a quienes cuestionan la cuarentena y destacó los logros del aislamiento. Pidió “un esfuerzo más” al advertir el peligro que se multipliquen los casos.

Axel Kicillof: será obligatorio el uso de la app del Gobierno y no se habilita la construcción

El gobernador bonaerense Axel Kicillof anunció este sábado que será obligatorio utilizar la app CuidAR que lanzó el Gobierno nacional para poder circular en la nueva fase de la cuarentena por el coronavirus, y que continuará prohibida la construcción en el Gran Buenos Aires.

"Es obligatoria la app CuidAR para que tengan el certificado., el reempadronamiento y solo los esenciales van a poder usar el transporte público entre jurisdicciones", sostuvo Kicillof.

También apuntó contra quienes critican la cuarentena​ al señalar que "es desagradable atacar el esfuerzo, el trabajo y los logros de un pueblo entero, que ha conseguido evitar que llegaran los contagios rápidamente".

"¿Quién se puede enamorar de la cuarentena? Vinimos a poner en marcha la provincia y de pie la Argentina", sostuvo.

"Hemos duplicado la cantidad de cama pero si los contagios se aceleran no alcanzan. Los sistemas más desarrollados no dieron a basto. Tenemos que hacer un esfuerzo más y no podemos bajar los brazos y relajarnos", insistió Kicillof.

El economista participó del anuncio que encabezó el presidente Alberto Fernández para anunciar la continuidad de la cuarentena hasta el 7 de junio.

Insistió Kicillof en la necesidad de "seguir con el aislamiento para que no se sature el sistema de salud".

"Llegamos acá con la solidaridad de todos porque no es solo pensar en uno. pensar en el otro, y llegamos con un Estado presente. Lo hicimos muy bien hasta ahora. Sigamos así", agregó.

Kicillof resaltó que "vamos 80 días del primer contagio y tenemos 10 mil casos" y contrastó ese dato con lo ocurrido en países vecinos como Brasil y Chile.

"No hay dudas que estas diferencias se explican por el aislamiento y por eso hay que valorarlo", insistió y subrayó que la decisión temprana de imponer el aislamiento le permitió a la provincia ampliar "enormemente la infraestructura de salud que estaba muy deteriorada"e, la coordinación de acciones para atender la asistencia en los 1.800 barrios populares del conurbano, y ampliar el nivel de testeos con la apertura de 18 centros de detección y la adquisición de insumos.

El gobernador se refirió a la situación de las villas y advirtió que "lo que pasó en el Barrio 31, en la Ciudad, si pasa en la provincia hay que multiplicarlo por cien o por mil".

"Si hay dos zonas de diferente densidad de contagios, no hay que mezclarlas y no hablo solo de la ciudad de Buenos Aires", sostuvo, para explicar que, también, se han dispuesto "barreras sanitarias" entre distritos del interior de la provincia para que "no se trasladen los contagios".

"Esas son las reglas simples que hemos acordado con Horacio y Alberto", completó Kicillof para ratificar luego su compromiso de reforzar la asistencia para "cuidar sobre todo a los más vulnerables".