Axel Kicillof acordó con Alberto Fernández y Martín Guzmán la renegociación y en Provincia hay “optimismo”

Lo aseguraron a Clarín fuentes de ambas administraciones. La propuesta de diferir los pagos de la deuda bonaerense debe aceptarla el 75% de los bonistas.

Axel Kicillof acordó con Alberto Fernández y Martín Guzmán la renegociación y en Provincia hay “optimismo”

El apuro del ministro de Economía, Martín Guzmán, por ratificar que no habría auxilio a la Provincia para que pague su deuda, una negativa luego reconfirmada por el propio presidente Alberto Fernández, dejó una duda en el aire. Con Axel Kicillof sin fondos para afrontar los vencimientos de enero, ¿el Gobierno lo estaba empujando al abismo económico del default?

​Más allá de las tensiones que generó la intransigencia del gobernador con la suba de impuestos, de las diferencias con su ministro Sergio Berni por la inseguridad y de cómo termine resultando la propuesta bonaerense para diferir los pagos, la respuesta al interrogante político es "no". Fuentes de ambas administraciones coincidieron este martes ante la consulta de Clarín en que la estrategia de renegociación provincial está "consensuada" con la Casa Rosada.

"Axel habla todo el tiempo con Alberto y con Guzmán. La solicitada de hoy (por este martes) se da en el marco de las negociaciones que venimos teniendo con los tenedores de bonos", señalaron en Provincia a este diario. No pudieron precisar, en cambio, si el gobernador había hablado en las últimas horas con Cristina Kirchner, su mentora y protectora política, quién volvió de Cuba luego de visitar otra vez a su hija Florencia.

La ex Presidenta, por caso, llamó a Fernández cuando se trabaron las negociaciones en la Legislatura bonaerense por el paquete fiscal y sigue con particular atención la gestión de Kicillof.

"Kicillof ya se reunió largamente, al menos un par de veces, con Martín (por Guzmán) en el Palacio de Hacienda. El ministro está preocupado no sólo por el tema bonaerense sino por todo el proceso de la deuda, pero cree que viene bien", precisaron a este diario en Economía. Luego remarcaron un dato de color: "A Axel lo saludaron cálidamente cuando vino, sobre todo los choferes y otros que trabajan en la playa del ministerio. Casi como un rock star. Evidentemente lo quieren".

Síntoma del momento que se vive en el Gobierno, pasadas las 10 de este martes, el ministro de Economía se acercó hasta el primer piso de la Casa Rosada. A esa hora, el Presidente todavía no había llegado a su despacho.

En paralelo, en la Provincia hay "optimismo" en que el 75% de los bonistas aceptará la propuesta para diferir el pago de un bono que vence el 26 de enero hasta el 1 de mayo. Son 275 millones de dólares. Consultado sobre qué ocurrirá en caso de no alcanzarse ese porcentaje, el ministro de Economía provincial, Pablo López, adelantó por radio: "Si no se puede llegar a la enmienda, iremos viendo los pasos a seguir. Ya lo hemos dicho en el momento en que asumimos. La situación de la Provincia es muy compleja y la situación de la deuda es extremadamente difícil de sobrellevar".

Más preguntas. ¿Qué se gana con diferir el pago bonaerense sólo unos meses? ¿Tiene sentido dejar caer en default a la Provincia por un monto que parece relativamente menor? Desde ambas administraciones repiten, e incluso así está plasmado en la propuesta que acercaron a los bonistas, en que durante ese tiempo de gracia se llevará a cabo la renegociación de la deuda nacional y, con ese panorama más claro, la situación provincial se terminaría ordenando dentro de esa lógica. Incluso no se descarta que ahí sí, llegado el momento, venga un auxilio de la Rosada a Kicillof.