Arranca la cuarentena más dura y el Gobierno apunta a sacar de la calle a más de dos millones de personas

Es la cantidad de permisos para circular que busca reducir: de 1,3 millones que había en CABA, bajaría a 700 mil. En PBA, de 4 millones a 2,5. Además, sólo funcionarán los comercios esenciales.

Arranca la cuarentena más dura y el Gobierno apunta a sacar de la calle a más de dos millones de personas

Desde la hora cero de este miércoles arranca una nueva cuarentena en la que el Gobierno nacional apunta, junto al provincial y el porteño, a tener un control más estricto en la calle para bajar la curva de contagios que viene subiendo desde hace 15 días. Para ello, en las últimas 48 horas se realizó la renovación de los permisos para los trabajadores y trabajadoras de las 30 actividades permitidas en la nueva fase de la del aislamiento, que regirá desde el 1 al 17 de julio de 2020.

En los dos días de otorgamiento se autorizaron 1.300,000 permisos pero la idea de la administración de Alberto Fernández​ es la de reducir fuertemente la circulación y por eso, el control para liberar autorizaciones será muy estricto.

Los ejes oficiales para el éxito de bajar los contagios estará en el control y la circulación, por lo que el Gobierno quiere reducir en más de dos millones la cantidad de permisos otorgados. De 1,3 millones que habían sido liberados en la Ciudad de Buenos Aires, bajarían la cifra a 700 mil. Y en la provincia de Buenos Aires, se reducirían de 4 millones a 2,5.

Controles de circulación en la estación Constitución por pandemia. Foto: Andrés D’Elia -

Controles de circulación en la estación Constitución por pandemia. Foto: Andrés D’Elia -

En el AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) circulaban casi 6 millones de personas con permisos de trabajadores esenciales, sobre un total de 8 millones en todo el país.

Santiago Cafiero.

Se quiere evitar también un mal uso de los permisos que eran por 48 horas para situaciones especiales, como visitas a familiares o de padres separados. Estos serán ahora de 24 horas y dos veces por semana. Pero se atenderá la situación de quienes argumenten que deben cuidar a personas varios o todos los días de la semana, como adultos mayores o con discapacidad.

El foco de la reducción de circulación está puesto en la Ciudad de Buenos Aires (que gobierna Horacio Rodríguez Larreta) y en los distritos del conurbano bonaerense, bajo la jurisdicción del gobernador Axel Kicillof.

Los municipios de la Provincia donde rige el aislamiento en esta actual fase son: Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Berisso, Ensenada, Escobar, Esteban Echeverría, Ezeiza, Florencio Varela, General Las Heras, General Rodríguez, General San Martín, Hurlingham, Ituzaingó, José C. Paz, La Matanza, Lanús, La Plata, Lomas de Zamora, Luján, Marcos Paz, Malvinas Argentinas, Moreno, Merlo, Morón, Pilar, Presidente Perón, Quilmes, San Fernando, San Isidro, San Miguel, San Vicente, Tigre, Tres de Febrero, Y Vicente López.

Controles de circulación . Foto Quinteros

Controles de circulación . Foto Quinteros

También el Gobierno nacional revisará los permisos que se otorgan en la provincia del Chaco, el Departamento de General Roca de la Provincia de Río Negro y el aglomerado urbano de la ciudad de Neuquén (provincia de Neuquén) donde los contagios también se han incrementado de modo notable.

Todo esto está regido por el Decreto 576/2020 que determinó un aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) y que definieron las actividades permitidas en 30 puntos.

La prioridad la tienen el personal de Salud, Fuerzas de seguridad, Fuerzas Armadas, actividad migratoria, Servicio Meteorológico Nacional, bomberos y control de tráfico aéreo. Además de los periodistas audiovisuales, radiales y gráficos.

También las autoridades superiores de los Gobiernos Nacional, Provinciales, Municipales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires así como el personal de los servicios de justicia de turno y el personal diplomático.

Controles de circulación. Foto Mario Quinteros

Controles de circulación. Foto Mario Quinteros

También quienes deban asistir a otras con discapacidad, a familiares que necesiten asistencia, a personas mayores, a niños, a niñas o a adolescentes así como el personal afectado a la realización de servicios funerarios, entierros y cremaciones como quienes se dediquen a la atención de comedores escolares, comunitarios y merenderos.

En cuanto al comercio, las personas que trabajen en supermercados mayoristas y minoristas y comercios minoristas de proximidad de alimentos, higiene personal y limpieza, farmacias, ferreterías, veterinarias y provisión de garrafas.

Obviamente, quienes realizan la recolección, transporte y tratamiento de residuos sólidos urbanos, peligrosos y patogénicos así como el mantenimiento de los servicios básicos (agua, electricidad, gas, comunicaciones, etc.) y atención de emergencias.

Por su parte, las actividades prohibidas son el dictado de clases presenciales en todos los niveles, los eventos públicos y privados: sociales, culturales, recreativos, deportivos y religiosos, el servicio Transporte de pasajeros interurbano, interjurisdiccional e internacional, el turismo y la apertura de parques y plazas.

Otro punto central, desde este miércoles, serán los controles en el ingreso a la Ciudad de Buenos Aireas. Estos serán monitoreados por la Policía de la Ciudad quien pondrá especial atención a que todas las personas que ingresan al transporte público o circulen en sus vehículos particulares para que todos sean trabajadores esenciales y cuenten con el permiso de circulación correspondiente. Se reforzarán los controles en los 40 accesos vehiculares (20 habilitados y 20 semihabilitados) y en los 26 pasos peatonales dispuestos. Y se dispondrán retenes internos en los puntos de mayor afluencia de autos. Además se realizarán controles a usuarios de transporte público en los distintos Centros de Trasbordo, corredores de Metrobus, ingresos al subte habilitados; y sobre las líneas de colectivo que circulan dentro de la Ciudad.