Análisis: ¿Los bonos argentinos son una oportunidad?

El ex ministro de Finanzas, Luis "Toto" Caputo, aseguró que el mercado sobrerreaccionó y que castigó demasiado a la deuda argentina. El riesgo país cayó 211 puntos.

Análisis: ¿Los bonos argentinos son una oportunidad?

El ministro de Finanzas, Luis "Toto" Caputo aseguró ayer que los bonos argentinos estaban "regalados" porque los mercados habían sobrerreaccionado al resultado de las PASO. Acto seguido, los bonos subieron un 25% este miércoles y el riesgo país cayó 211 puntos básicos hasta los 1735 puntos.

Aun así, los bonos están a precio de remate porque siguen a precios de default. Y el análisis de Caputo fue contundente: "No hay fundamentos económicos para que eso pase".

Con sutileza, el ex ministro le apuntó al discurso oficialista que convenció a los inversores de que, con Alberto Fernández, se va directo a un default y a "una reestructuración agresiva, cuando Alberto ni dijo nada de eso", sostuvo en un panel en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires que compartió con el ex viceministro de Economía, Emmanuel Álvarez Agis, quien también coincidió en que no hay razones que den sustento al actual precio de los bonos.

Para Eduardo Fernández, analista de Rava Bursátil, "la gran noticia de la jornada fue la notable recuperación de los títulos públicos. Ayer justo hacíamos mención a lo barato que habían quedado buena parte de los Bonos Argentinos. Comentamos el caso del AO20D que tenía un increíble rendimiento del 85% anual en dólares. Con esa TIR, está reflejando el peor de los escenarios. Por suerte aparecieron los cazadores de oportunidad que llevaron este bono a cerrar con una ganancia del 25%".

En este sentido hay consenso acerca de que los precios de los bonos constituyen una oportunidad. Pero advierten que es más bien una oportunidad para traders que sepan navegar la alta volatilidad de la delicada situación financiera y política argentina.

Según las estimaciones del FMI, los vencimientos de capital e intereses que el país debe afrontar antes de fin de año suman 34.744 millones. Y para 2020 habrá que afrontar 79.552 millones de vencimientos de deuda y 84.407 millones en 2021.

Los vencimientos de capital e intereses que el país debe afrontar antes de fin de año suman 34.744 millones. Y para 2020, 79.552 millones de vencimientos de deuda y 84.407 millones en 2021.

Coincido en que son precios de oportunidad, que nosotros veíamos que se iba a dar. Sin embargo, entiendo que el proceso electoral les va a imprimir muchísima volatilidad a los activos argentinos. En este escenario, creo que la selectividad implica mucho valor para las decisiones de inversión ya que el escenario de stress local es muy probable que vaya en aumento", explicó a LPO el economista Hernán Hirsch.

Sin embargo, en Wall Street no coinciden en que el precio de oportunidad constituya en sí una oportunidad porque no se puede descartar un default "y eso ya te lo muestra el precio de los bonos".

"El Gobierno tiene cero acceso al mercado hoy, incluso si el dólar se estabiliza, se está lejos de un equilibrio. Para pagar la deuda de acá a fin de año va a tener que perder Reservas y Alberto va a asumir con muy pocas Reservas, por lo que el escenario más probable es un default y luego la reestructuración, nadie sabe cómo va a evolucionar la situación de acá a fin de año y cuatro meses es una eternidad. Para mí no es tan obvio el escenario optimista", aseguró a LPO un importante analista de inversión de Nueva York.

"Hace falta que Alberto Fernández ponga un vocero serio y no los que tiene. Él quería una devaluación, pero ahora que se devaluó lo asusta que sigan cayendo las Reservas y que le hagan lo que Cristina le hizo a Cambiemos" y le entregue el poder con el Banco Central sin recursos, sostuvo el analista. 

Similar es la lectura de uno de los principales agentes de bolsa locales, que recomiendan "rebalancear las posiciones ya existentes en bonos soberanos argentinos en dólares con legislación local (Bonar 2024 y Discount Ley Argentina principalmente), a bonos soberanos con legislación de Nueva York y bajo nivel de paridad (por ejemplo Par Ley Nueva York o el bono Centenario). El objetivo de este rebalanceo es obtener la protección adicional de la legislación extranjera, ganar capital nominal, y ubicarse con una postura más defensiva en bonos con baja paridad ante el alto nivel de incertidumbre política".