Alicia Kirchner espera a Mauricio Macri con regalos y sin ánimo de confrontar

La mandataria K no se mostrará hostil con el Presidente de la Nación y le dará obsequios como la carne de guanaco, una nueva moda del Sur que se exporta.

Alicia Kirchner espera a Mauricio Macri con regalos y sin ánimo de confrontar

A diferencia de su par de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, y el intendente de Ushuaia, el camporista Walter Vuoto, la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, se verá con el presidente Mauricio Macri en su gira por tres provincias del sur argentino.

También verá a Mauricio Macri el mandatario de Chubut, el peronista Mariano Arcioni, cercano a Sergio Tomás Massa y quien busca en su provincia la unidad de todos los sectores peronistas para la elección gubernamental de este año.

La mandataria fueguina Bertone no estará en su provincia, quien se excusó diciendo que estaba de vacaciones pero que está enojada con la administración nacional por el asunto de discusión de los aranceles para quienes producen en ese territorio austral.

Y el intendente de Ushuaia, hombre de La Cámpora, mostrará los dientes al no cruzarse con el Presidente quien, en esa ciudad, visitó la firma Newsan y una planta de tratamientos cloacales Arroyo Grande, además de visitar Base Naval Austral en la capital de Tierra del Fuego.

Pero del día de reinicio laboral del Presidente (tras veinte días en el Country Cumelén y un par de escapadas como un acto con el gobernador de Río Negro Alberto Weretilneck), lo más destacado será el encuentro a solas de Macri con la hermana de Néstor y cuñada de Cristina Kirchner.

Alicia Kirchner en un acto en el Centro Cultural Kirchner junto al  presidente Mauricio Macri. Foto. Maxi Failla

Alicia Kirchner en un acto en el Centro Cultural Kirchner junto al presidente Mauricio Macri. Foto. Maxi Failla

El día de Macri en Santa Cruz empezó con el pie derecho pues le tocó un día sin viento, casi un tesoro en esos lares. Tras una reunión junto a su secretario de Agroindustria de la Nación con integrantes del sector bovino, el jefe de Estado volará en helicóptero desde El Calafate hasta la represa Cóndor Cliff, ex represa Néstor Kirchner que volvió a tener su primer nombre en la administración macrista.

Los movimientos presidenciales son seguidos con celo por un Área de Eventos que junto a Ceremonial, se encarga de la parte operativa de las reuniones de Mauricio Macri en cualquier lado que vaya.

Bastante tiempo de esa organización se la dedicó el team presidencial a la reunión a solas que Macri y Alicia Kirchner mantendrán en las oficinas administrativas de las represas de Santa Cruz. Esa cita será en términos cordiales, algo que el jefe de Estado monitoreó con su ministro de Interior y Vivienda, Rogelio Frigerio.

La gobernadora Alicia Kirchner junto al ministro de Interior, Rogelio Frigerio.

La gobernadora Alicia Kirchner junto al ministro de Interior, Rogelio Frigerio.

La relación de la mandataria Kirchner es tensa pero cordial y esta vez, será el propio Presidente quien lo sabrá de mano propia en su primera visita a Santa Cruz: las veces anteriores, Macri la vio a la mandataria santacruceña en la Residencia de Olivos y en Casa Rosada. Lejos de esta posición está Cristina Kirchner, cuñada de la gobernadora quien evitó compartir suelo provincial con el Presidente al viajar esta semana hacia Buenos Aires y así, no cruzarse con su rival político.

Una muestra de la amabilidad de la gobernadora kirchnerista se verá en los presentes con que recibirá al Presidente de Cambiemos: le obsequiará una caja de cerezas premium de la zona norte de Santa Cruz, frutas de primerísima calidad que se exportan. Y además, una caja de carne de guanaco, producción impulsada por la gobernadora Kirchner y que ya exportó 18 toneladas de ese producto santacruceño a la Comunidad Económica Europea.

Luego de la cita, el Presidente se verá con el CEO de la empresa china, el Director del Proyecto Represas. Yuan Zhikiong. Allí, la gobernadora sí intentará diferenciarse pues en simultáneo, ella se dedicará a conversar con los operarios de las represas.

Luego de eso, el equipo presidencial tiene pensada una visita sorpresa de Mauricio Macri a una casa de la zona para verse y charlar con algún vecino de El Calafate. Pero eso estaba pendiente del clima y también, de estar prevenidos de cualquier tipo de escrache o protesta organizada por sectores kirchneristas.