Alberto Fernández: “La Argentina ha entrado en la segunda ola de coronavirus”

Qué planteó el Presidente en el mensaje grabado que detalló las nuevas restricciones. Críticas a la oposición y su aislamiento.Nueva cuarentena | Una por una todas las medidas del Gobierno

Alberto Fernández: “La Argentina ha entrado en la segunda ola de coronavirus”

Tras una serie de intensas gestiones, el presidente Alberto Fernández anunció este miércoles las nuevas restricciones que se impondrán para tratar de contener el avance de la segunda ola de coronavirus, por lo menos, estiman, hasta terminar de vacunar a las personas que integran los grupos de riesgo.

"La Argentina ha entrado en la segunda ola de coronavirus", confirmó el primer mandatario mediante un mensaje que se grabó con prevenciones en el patio de la Quinta de Olivos, donde cumple aislamiento tras confirmarse que se contagió Covid-19.

Seguido, adelantó que se implementarán "diversas medidas que regirán para todo el país y otras más específicas que alcanzaran a zonas con mediano y alto riesgo epidemiológico y sanitario".

Fernández justificó las acciones al señalar que "sólo en los últimos siete días los casos aumentaron un 36% en todo el país y un 53% en el AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires)”.

Y remarcó que la premisa de "cuidar la salud, cuidar la recuperación económica y cuidar todo lo que sea posible la presencialidad en las escuelas".

“Como Presidente de la Nación tengo la responsabilidad política de tomar las riendas y seguir conduciendo al país. Pero en estas circunstancias prima mi condición humana que me obliga a cuidar la vida y la salud antes que nada”, resaltó.

Fernández subrayó que las "medidas de cuidado" que se pondrán en marcha "son indispensables para bajar la transmisión" del coronavirus y detalló que estarán vigentes "desde las 0 horas de este viernes 9 de abril y durarán hasta el 30 de abril".

"El gobierno nacional evaluará cuidadosamente la correcta implementación de las medidas", insistió.

Acto seguido lanzó un duro mensaje a la oposición. "Estamos en una pandemia, el mundo global está afectado por ella, semejante catástrofe universal no puede volverse una miserable disputa política", advirtió para recalcar: "Nada me importa más que la salud de nuestra gente".

Y luego retomó su llamado a "la reflexión" y a "enfrentar este momento unidos, más allá de cualquier diferencia política o ideológica". "Debemos cuidarnos colectivamente", apeló.

En su zigzagueo entre la unidad y la crítica a la oposición, el Presidente unió estas medidas a la necesidad de vacunar, como la cuarentena de 2020, a recupera el "sistema de salud abandonado" que deslizó haber heredado.

"Así como hace un año les pedí que se aíslen en sus casas mientras montábamos un sistema de salud abandonado, hoy les pido poner la máxima atención en los deberes de cuidados sanitarios que los protocolos imponen. Reforzando esos cuidados podremos avanzar mejor en el proceso vacunatorio que está en marcha", indicó.

Sobre esto último, recordó que con el plan de vacunación ya se aplicaron 4 millones de dosis y llegaron al país más de 7 millones de vacunas.

En el tramo final, Fernández habló de su contagio de covid, su vacunación y las razones de su aislamiento.

"Me ha tocado atravesar personalmente una experiencia que muestra cuán importante es la vacuna. Cuando supe que el virus me había contagiado, pasaron por mi cabeza los mismos temores que seguramente atraparon a quienes también padecieron el contagio. Sin embargo, la vacuna me permitió atravesar el tratamiento sin síntomas dolorosos y con la tranquilidad de que mi organismo había generado anticuerpos suficientes", planteó.

Entonces lanzó una particular frase sobre sus circunstancias. "Prácticamente sin síntomas mantuve el aislamiento sólo para cortar la cadena de transmisión y cuidar a los otros".

Y luego, aprovechó para agradecerle al instituto ruso Gamaleya, que elaboró la Sputnik V, porque "se ocupó particularmente de atender la evolución" de su enfermedad.

El Jefe de Estado detalló los alcances del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que firmó para restablecer una serie de restricciones ante el salto de los casos de Covid-19 que, fundamentalmente, golpea a la Capital Federal y a la provincia de Buenos Aires.

Por último, el Presidente subrayó que sigue aislado y que incluso decidió grabar el mensaje "al aire libre". "Deben escuchar pasando aviones", dijo en alusión a un tramo de su mensaje en el que se sintió el sonido de una aeronave que sobrevolaba la Quinta de Olivos.

"Les ruego que me acompañen en este nuevo esfuerzo, unidos. Vamos a redoblar los cuidados y la vacunación en los próximos meses", convocó.


Las medidas ante la segunda ola


El Presidente indicó que se suspenden para todo el país los viajes grupales de egresados, de estudio y de grupos turísticos y, que en las zonas del país consideradas de mediano riesgo epidemiológico y sanitario, es facultad y responsabilidad de gobernadores adoptar en forma temprana medidas que disminuyan la circulación para prevenir los contagios.

Además, en las zonas del país donde hay mayor riesgo epidemiológico y sanitario, se tomarán las siguientes medidas.

  • Se suspenden actividades sociales en domicilios particulares.
  • Se suspenden reuniones sociales en espacios públicos al aire libre de más de 20 personas.
  • Se suspenden actividades de Casino, Bingo, Discotecas o cualquier salón de fiestas.
  • Se suspende la práctica recreativa de cualquier deporte en lugares cerrados donde participen más de 10 personas.
  • Se establece el cierre de los bares y restaurantes a partir de las 23hs.
  • Se prohíbe la circulación entre las 00.00 y las 06.00 de la mañana de cada día. Según las jurisdicciones, las autoridades podrán solo ampliar estos horarios en función de las especificidades de cada lugar.

El propio Fernández inició contactos la semana pasada con el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, para tratar de coordinar el accionar en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Alberto Fernández junto a Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof.

Alberto Fernández junto a Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof.

El objetivo oficial, tal como lo planteó la ministra de Salud Carla Vizzotti, es tratar de desacelerar la transmisión por, al menos tres semanas, y utilizar ese período para terminar de vacunar a las personas que integran los grupos de riesgo.


Negociación, cruces y chicanas


Las discusiones para definir con qué nuevas restricciones se tratará de minimizar el impacto de la segunda ola de Covid-19 incluyeron momentos de tensión, también entre el gobierno nacional y la cúpula de Juntos por el Cambio.

En el caso de Rodríguez Larreta y Kicillof, aunque ambos coincidieron desde el principio en la necesidad de reforzar las acciones, hubo diferencias en torno a los efectos secundarios de las medidas.

Es que en el gobierno porteño advirtieron desde el inicio que cualquier medida no debería afectar el desarrollo de la actividad económica y la continuidad de la presencialidad en las escuelas.

Los mayores cruces se produjeron el martes, tras el comunicado que difundieron los dirigentes de la mesa nacional de Juntos por el Cambio para rechazar acciones “excesivas y mal calibradas” de la Casa Rosada.

Juntos por el Cambio rechazó las restricciones del Gobierno ante la nueva ola de coronavirus.

Juntos por el Cambio rechazó las restricciones del Gobierno ante la nueva ola de coronavirus.

La respuesta del gobierno nacional llegó a través del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, quien en los últimos días fue el encargado de coordinar las gestiones presenciales por el aislamiento de Fernández.

"Nosotros trabajamos para cuidar a los argentinos y las argentinas, y en la coordinación diaria dialogamos con varios de los dirigentes que integran esa mesa. Generen propuestas, no chicanas", les retrucó el ministro coordinador.

Al margen de esos cruces, la Casa Rosada también analizó la situación con todos los gobernadores. En esas discusiones también las encabezó, de manera virtual, el presidente Fernández junto a Cafiero.


Preocupa el rebrote


Las autoridades sanitarias informaron este miércoles que, por segundo día consecutivo, se produjo un récord en el número de contagios diarios: fueron 22.039 los casos confirmados, mientras que las muertes ascendieron a 119.

Este pico está impulsado por las altas cifras reportadas por la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires, que también tuvieron récords diarios: 11.059 y 2.480 positivos, respectivamente. Representa el 61,4% de los nuevos infectados en todo el país.

Por fuera del AMBA, que otra vez es la zona más caliente de la pandemia, las provincias de Córdoba (2.109), Santa Fe (1.296), Mendoza (1.005), Tucumán (685), Corrientes (433), Entre Ríos (411) y San Luis (346) reportaron altas cifras de contagios.

DS