Alarma en Santa Fe por la ocupación al límite de las camas críticas disponibles

Con más de 21 mil infectados, el sistema de salud está al borde del colapso y apuran los traslados a los hospitales modulares.

Alarma en Santa Fe por la ocupación al límite de las camas críticas disponibles

El intento de aplanar la cadena epidemiológica que comenzó a regir en Rosario y el sur provincial hace diez días y que se replicó en el Gran Santa Fe aún no muestra resultados de alivio: "Es una foto que se revelará recién en una semana, ahí sabremos si las medidas sirvieron", detalló una fuente de la cartera sanitaria.

Todas las miradas conducen al mismo destino: la evaluación del sistema de camas intensivas que amenaza no alcanza a cubrir la demanda de una curva creciente por encima de cualquier pronóstico.

El reporte epidemiológico de este miércoles notificó 1149 casos, 588 de ellos en Rosario y 101 en el Gran Santa Fe, ambas con restricciones vigentes. En buena parte de los departamentos donde rigen similares condiciones de aislamiento, los números tampoco ceden y las cifras son preocupantes.

Con 15 fallecidos en la última jornada, las víctimas fatales ascendieron a 230 mientras que 116 pacientes se encuentran en cuidados intensivos en efectores públicos mientras que en 496 se recuperan en sala general. Respecto a los sanatorios y clínicas privadas, si bien el informe no detalla la ocupación, empresarios del sector afirmaron estar por arriba del 90 por ciento de cobertura.

"Si tenemos que considerar el lapso de recupero de un paciente con asistencia mecánica respiratoria antes de su pase a sala común y ya tenemos en espera el ingreso de nuevos casos, la ecuación es obvia" alertó un integrante del Comité de expertos que asesora al Gobernador Perotti y a la Ministra de Salud, Sonia Martorano.

"Mayor cantidad de contagios implica una mayor necesidad de cupos de plazas complejas. Y toda esta aceleración se ha dado en tan corto plazo que la rotación se efectúe de manera adecuada", agregó la misma fuente.

Desde Rosario, receptor natural de buena parte de los infectados graves desde la región sur de la Provincia, los administradores privados de la salud detallaron el martes que "apenas quedan unas 40 camas", y para este jueves las plazas se pueden contar con una mano.

De allí la urgente implementación del sistema de los hospitales modulares bajo dos objetivos: readecuarlos para dotarlos de complejidad o recibir pacientes que permitan reconvertir habitaciones en los principales nosocomios rosarinos.

Este martes se inauguraron 9 camas de terapia intensiva y otras 10 generales en el Hospital Modular de Granadero Baigorria

"Nadie quiere llegar a tener que seleccionar, como se hizo en Europa, quién es más apto para ocupar una cama de cuidados intensivos. Sería lo último que nos podríamos permitir", sumó un dirigente de la Asociación Médica de la República Argentina.

Pero con el personal trabajando al límite de sus capacidades y sin acuerdos paritarios satisfactorios, las huelgas de profesionales también amenazan con afectar la normal atención de pacientes Covid que ingresen a los nosocomios públicos de referencia.

Esta semana, la Provincia habilitó dos carpas descentralizadas en los hospitales Mira y López y Sayago, los que servirán de refuerzo para los pacientes derivados al CEMAFE, donde habitualmente se realizan los hisopados. Se decidió emplazarlos en el norte de la ciudad de Santa Fe con el objeto de contener a las personas que deban realizarse el test y de ese modo, evitar el traslado hacia el centro y de ese modo, liberar las unidades de traslado que deben recorrer el Gran Santa Fe a instancias de las derivaciones que surjan desde el 0-800.

Walter Gálvez, secretario de Asuntos Penitenciarios recorriendo las instalaciones de la cárcel de Piñero donde se levantará un hospital modular

Otro foco de preocupación está puesto en los ciudadanos privados de su libertad, ya se registraron cinco casos positivos; el primero de ellos se originó en la penitenciaría de Coronda, a 40 kilómetros de la capital provincial, mientras que los restantes fueron detectados en el penal de Las Flores, dentro del ejido urbano santafesino.

Según informó el titular del sistema carcelario, Walter Gálvez, son cinco pacientes de mediana edad, en buen estado de salud; aunque destacó que se readecuaron las instalaciones para la coyuntura, reconocen que el deterioro edilicio en las prisiones obliga a redoblar los esfuerzos para evitar contagios masivos.