Al grito de “muerte a América”, los iraníes celebran los 40 años de la Revolución Islámica

Al grito de “muerte a América”, los iraníes celebran los 40 años de la Revolución Islámica

Cientos de miles de iraníes se agolparon en manifestaciones y mítines por todo el país este lunes para conmemorar el 40 aniversario de la caída del sha y el triunfo del ayatolá Ruholah Musavi Jomeini, el clérigo chiíta que lideró una Revolución Islámica que repiquetea a Occidente hasta nuestros días.

El 11 de febrero de 1979, el ejército de Irán declaró su neutralidad, allanando el camino para el colapso del monarca respaldado por Estados Unidos, el aliado más cercano de Washington en Oriente Medio.

Pancarta en

Para gran consternación de América, la revolución ha alcanzado su 40º año”

No es de estrañar entonces que cuatro décadas después se siga celebrando el fin de la victoria sobre la injerencia estadounidense con grandes multitudes de iraníes ondeando banderas al grito de “Muerte a Israel, Muerte a América”, gritos característicos de la Revolución. En una pancarta se leía: “Para gran consternación de América, la revolución ha alcanzado su 40º año”.

El presidente Hasan Rohani anunció que Irán estaba decidido a expandir su poderío militar y su programa de misiles balísticos a pesar de la creciente presión de los países hostiles para frenar los esfuerzos defensivos del régimen de los ayatolás. “No hemos pedido ni pediremos permiso para desarrollar diferentes tipos de (...) misiles y continuaremos nuestro camino y nuestro poder militar”, señaló Rohani en un discurso en la plaza Azadi (Libertad) de Teherán, donde se reunieron decenas de miles de personas para marca el aniversario.

La gran participación en los mítines patrocinados por el estado se produce cuando los iraníes enfrentan un aumento de los precios, la escasez de alimentos y la alta inflación que han provocado oleadas de protestas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se retiró del acuerdo nuclear de Irán de 2015 con las potencias mundiales el año pasado y impuso nuevas sanciones a Teherán, lo que ha representado un golpe a la economía del país. Funcionarios iraníes dijeron que la medida equivalía a una “guerra económica”.

Mujeres iraníes posan con los retratos de los líderes supremos Jomeni y Jameni
Mujeres iraníes posan con los retratos de los líderes supremos Jomeni y Jameni (Atta Kenare / AFP)

Soldados, estudiantes, clérigos y mujeres vestidas de negro con niños pequeños, acudían en tropel a las calles de ciudades y pueblos, y muchos portaban retratos de Jomeini y el actual líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei.

“La presencia de la gente hoy en las calles de toda la República Islámica de Irán (...) significa que el enemigo nunca logrará sus objetivos demoníacos”, agregó Rohani, después de haber denunciado una “conspiración” de Estados Unidos, “sionistas” y estados “reaccionarios” de Oriente Medio contra Irán.

El presidente de Irán, Hasan Rohani, se dirige a la multitud, en Teherán
El presidente de Irán, Hasan Rohani, se dirige a la multitud, en Teherán (Atta Kenare / AFP)

El poder regional, Arabia Saudí, y otros países árabes así como Israel han sospechado de Irán desde que la Revolución Islámica barrió al sha y temiendo que Jomeini inspirara a los militantes islámicos en toda la región.

Irán y Arabia Saudí son los principales rivales en la región, donde se luchan por el poder en guerras de países terceros como Irak, Yemen y Siria.

La multitud marcha en la plaza de la Libertad para celebrar el 40 aniversario de la Revolución
La multitud marcha en la plaza de la Libertad para celebrar el 40 aniversario de la Revolución (Atta Kenare / AFP)