Ahora el Gobierno debería sacar un decreto ordenando que Bruglia, Bertuzzi y Castelli vuelvan a sus anteriores tribunales

Como es un hecho inédito en democracia, no hay un procedimiento estipulado. Pero, expertos, estiman que debe expedirse el Gobierno, la cámara federal porteña, la cámara de casación federal y eventualmente el Consejo de la Magistratura y la Corte.

Ahora el Gobierno debería sacar un decreto ordenando que Bruglia, Bertuzzi y Castelli vuelvan a sus anteriores tribunales

Como se trata de un hecho inédito en la democracia argentina, no hay un procedimiento constitucional estipulado sobre cómo proceder después de que la mayoría K del Senado se negó a darle este miércoles un segundo acuerdo a los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y German Castelli.

En cambio, sí hay un procedimiento para nombrar un juez. El candidato gana un concurso en el Consejo de la Magistratura y éste eleva una terna con los tres mejores promedios. El presidente de turno elige uno y le pide al Senado que le de el acuerdo. Después el presidente saca un decreto nombrándolo en el juzgado en que fue designado y la Magistratura y la Corte hacen otras resoluciones administrativas. Por este circuito habían pasado ya Bruglia, Bertuzzi y Castelli para su primer destino.

El ex director de AFI y senador K Oscar Parrilli bravuconeó diciendo: “Mañana Bruglia, Bertuzzi y Castelli se van de Comodoro Py”. Y la directora de Asuntos Jurídicos del Senado y abogada de Amado Boudou, Graciana Peñafort, adelantó que el kirchnerismo denunciará a los jueces por "usurpación de cargo" si no dejan sus despachos, poniendo más presión en el tema para intentar controlar la estratégica cámara federal porteña.

Pero técnicamente, no es así. El diputado de Juntos por el Cambio y abogado, Pablo Tonelli, dijo que "no hay procedimiento estipulado" para estos casos. Pero consideró que luego de que el Senado notifique al Gobierno de la revocación de los traslados "creo que el presidente Alberto Fernández" deberá sacar tres decretos diciendo que "han cesado" sus cargos y anulado los de Cristina Kirchner y Mauricio Macri que los habían trasladado.

Ahora si el gobierno no quiere pagar el costo político, una alternativa menos probable sería que el Senado comunique al Consejo de la Magistratura para que saque una resolución disponiendo el regreso a sus cargos anteriores de dos años atrás. Es decir que Bruglia, Bertuzzi y Castelli dejen sus cargos en la sala I de la Cámara Federal porteña y en el TOF 7 y vuelvan a sus anteriores funciones en un tribunal oral de la Capital, de La Plata y de San Martín, respectivamente.

Otro problema con esta decisión del Senado se da con el hecho de que en los cargos que ocupaban antes Bruglia, Bertuzzi y Castelli fueron nombrados otros jueces. Entonces, los tres podrían quedar en un "limbo" a la espera de que el Senado les asigne otras funciones. "En los anteriores cargos de Bertuzzi y Bruglia ya se sustanciaron concursos. El de La Plata ya está terminado. El de Capital no. Hay candidatos a la espera de que se produzca su designación", contó otra fuente.

Con el decreto no habrá problemas, pero sí con eventuales actos administrativos de la Magistratura y la Corte. Por ejemplo, ¿con cuántos votos ese organismo aprobará la anulación del traslado que comenzó con una pregunta al Poder Ejecutivo?, se preguntó otro diputado del Frente de Todos. El kirchnerismo no tiene los dos tercios en la Magistratura.

Además, como Bruglia, Bertuzzi y Castelli son empleados del poder judicial también faltará un último acto administrativo de la Cámara Federal porteña y de la Cámara Federal de Casación Penal refrendando la decisión de la mayoría K del Senado. La cámara de casación tiene la superintendencia de los tribunales orales donde se desempeña Castelli, recordó el miembro de la Magistratura, Juan Pablo Más Vélez.

Y puede ser que éstas cámaras le pregunten a la Corte qué hacer ante este berenjenal jurídico. Si bien la Corte informó oficialmente el martes que resolverá el problema de fondo, es decir si la revisión de los traslados es constitucional, no aceptaría antes un hecho consumado del Gobierno. Todo sin contar que aún está pendiente una apelación de Bruglia y Bertuzzi a la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal.

En julio, el Consejo de la Magistratura había definido por siete votos positivos -incluyendo el de la lavagnista Graciela Camaño- contra seis votos por la negativa, que "no han completado el procedimiento constitucional" un total de diez traslados. Era para revistar una decisión del mismo consejo, pero con otra integración política, que había aprobado los traslados de Bruglia y Bertuzzi.

Los traslados cuestionados por los K son los de Zunilda Niremperger (juez federal y electoral del Chaco), Juan Manuel Iglesias (trasladado de un tribunal de Entre Ríos a uno del Chaco) , Leopoldo Bruglia (camarista), Eduardo Farah (ex camarista federal porteño trasladado a un tribunal oral), Germán Castelli (juez del Tribunal Oral Federal 7 que juzga la causa Cuadernos), Esteban Hansen (pasó a un juzgado federal con competencia electoral en Jujuy), Pablo Bertuzzi (camarista), Federico Villena (juez federal 1 de Lomas de Zamora), Enrique Velázquez (de un juzgado de instrucción, a uno de menores) y María Skanata (pasó a un juzgado de Misiones con competencia electoral).

Pero si queda firme este antecedente de Bruglia y Bertuzzi en el futuro cualquier imputado podrá objetar que su juez haya sido trasladado sin completar todos los pasos del nuevo reglamento del Consejo de la Magistratura o tratar de objetar sus resoluciones. Un estudio del ex ministro de Justicia German Garavano reveló que hay 68 jueces en la misma situación que Bruglia y Bertuzzi en el fuero federal.

Como recordó la senadora de Juntos por el Cambio, Laura Machado, el Consejo de la Magistratura, conforme la ley vigente, y su competencia constitucional, aprobó el Reglamento de traslado de jueces “Reglamento de Traslado de Jueces” Resolución Nº 155 del 28 de junio de 2000. "Este Reglamento se aplicó sin inconvenientes hasta que este gobierno decidió modificarlo. La Corte a través de dos Acordadas, la 4/18 y 7/18 aclaró por pedido del propio Consejo y del entonces Ministro de Justicia, los alcances de los traslados. Estableciendo específicamente que mediando consentimiento, es válido el traslado de un magistrado federal para desempeñar funciones de la misma jerarquía y con igual o similar competencia material", finalizó Machado al defender los traslados de Bruglia, Bertuzzi y Castelli.