Abusador sexual comprador de niños sale de prisión tras ganar sus padres la lotería

Ya cumplió dos condenas por comprar a una niña de 15 años por 3.000 dólares en el 2006 y otro caso en 1994.

Abusador sexual comprador de niños sale de prisión tras ganar sus padres la lotería

Este miércoles, el delincuente sexual Jason Wayne Carlile ha salido de la cárcel del condado de Wichita —donde permanecía en espera de juicio desde diciembre del 2017 por cargos de agresión sexual con agravantes contra un niño menor de 14 años— después de que su padrastro se ganara 15,25 millones de dólares en la lotería, informa Times Record News.

El Gordo le tocó la noche de Halloween y el sábado pasado la madre del delincuente pagó los 100.000 dólares de fianza, tras lo cual el abusador sexual de niños volvió a las calles de Wichita Falls (Texas, EE.UU.). Anteriormente, ya cumplió dos condenas por comprar a una niña de 15 años por 3.000 dólares en el 2006 y por abusos a un niño en 1994. Y ahora Carlile va a disfrutar de la libertad hasta la vista de su caso —del que se declara inocente—, que se celebrará el mes que viene.

Imagen ilustrativa "Si un niño puede hablar, puede tener relaciones sexuales", afirma un pedófilo en Reino Unido

Durante la última audiencia del caso, que tuvo lugar este 7 de noviembre, los fiscales argumentaron que existe un riesgo de fuga porque actualmente el acusado, de 47 años de edad, tiene acceso a una gran suma de dinero.

Además, recordaron al juez que anteriormente Carlile ya había huido a México cuando los cargos estaban pendientes en sus otros juicios y lo atraparon solo porque tuvo que recibir tratamiento médico después de un accidente de moto.

Teniendo en cuenta los argumentos de la acusación, el juez impuso restricciones a la libertad bajo fianza del acusado: debe entregar su pasaporte a los fiscales, llevar un monitor de GPS y cumplir un toque de queda diario desde las 19:00 de la noche hasta las 10:00 de la mañana siguiente. También debe permanecer en el condado de Wichita y vivir en el apartamento en Wichita Falls, donde están registrados sus padres.